Cómo ganar dinero con mi Instagram en 2020

Post

Instagram se ha convertido en los últimos años en la principal red social para las generaciones más jóvenes, millennials y centennials, y en una de las más dinámicas y versátiles de cuantas existen, lo que la ha llevado a ser la plataforma social más destacada del momento. Así lo atestiguan diferentes informes en los que se refleja que si bien no es la que cuenta con mayor número de usuarios (WhatsApp y Facebook tienen más), sí que es la red con mayor crecimiento, actividad y, en consecuencia, una de las que mayor inversión publicitaria acapara junto a Facebook. Por este motivo, no es de extrañar que cada vez más gente intente ganar dinero con Instagram de algún u otro modo.

Estudio anual redes sociales IAB 2019 - Portavoz Digital

Esta inversión publicitaria ha estado durante algún tiempo acaparada por cuentas con un gran número de seguidores, es decir, grandes influencers como las conocidísimas Dulceida, Laura Escanes o Paula Gonu, quienes se hicieron célebres gracias a sus publicaciones, consiguieron millones de followers y lograron ganar mucho dinero con Instagram

Sin embargo, durante 2019 se fue percibiendo un cambio de tendencia en las campañas del llamado influencer marketing en todo el mundo: cada vez más las marcas apuestan por cuentas pequeñas, especializadas en determinados sectores y sin tantos seguidores, pero con un público fiel que pueden conseguir una difusión de mayor calidad para los intereses de la empresa. Son los conocidos como micro o nano influencers, un fenómeno que abre todo un abanico de posibilidades para que usuarios con pocos followers puedan monetizar Instagram.  Como veremos más adelante, plataformas como Twync pueden ayudar a que el proceso sea más sencillo.

¿Cómo funciona Instagram?

La versatilidad y dinamismo de Instagram han sido los que han llevado a esta red a consolidarse como una de las plataformas sociales más populares del momento. Pero lo que hizo que tuviese un crecimiento espectacular en sus primeros años fue su sencillez de uso y su gran adaptación a esa prolongación artificial de nuestro brazo que es el móvil. 

Para usar Instagram basta con tener un dispositivo móvil con cámara, hacer una foto o grabar un vídeo y subirlo. Para ello, se puede elegir entre el feed, es decir, el muro de contenido permanente, o las stories, publicaciones efímeras que se borran a las 24 horas. Para las primeras se debe pulsar el botón central inferior con forma de cuadrado y una cruz dentro, mientras que para las segundas hay que ir a la parte superior izquierda de la app y pulsar en la imagen de nuestro propio perfil. 

Gracias a estas funciones cualquiera puede subir a su cuenta fotos y vídeos de lo que está aconteciendo a su alrededor casi en tiempo real. Lo que brinda a los usuarios grandes oportunidades de contar sus propias historias, mostrar cómo se divierten y los objetos que usan.  

Instagram: la red social más atractiva para las marcas

Internet es dinamismo. En el entorno digital todo cambia rápido y los más activos son los que prosperan. Ese, quizás, es el secreto del éxito de Instagram, una red social que nació como una plataforma dominada por la imagen fija y permanente que, poco a poco, ha ido introduciendo cambios y mejoras hasta convertirse en un entorno multimedia en el que se pueden subir fotos, vídeos, gifs, galerías, stories y hasta hacer directos, con una gran cantidad de herramientas que invitan a interactuar, en especial en las historias, como los stickers, las preguntas o las encuestas, entre otras llamadas a la acción. 

Ese dinamismo y constante adaptación a los cambios ha llevado a Instagram a crecer constantemente y convertirse, según diversos informes, en la cuarta red social con más usuarios por detrás de WhatsApp, Facebook y YouTube, siendo la más joven de todas ellas, y en la plataforma social en la que más aumentó la frecuencia de uso en 2019 (el 70% de sus usuarios la usan a diario). 

Asimismo, Instagram es una de las redes sociales mejor valoradas del momento, en especial por millennials y centennials, quienes además otorgan gran credibilidad a la información que se comparte en esta plataforma y suelen consultar en ella opiniones y análisis de productos y servicios antes de adquirirlos. 

Esto hace que sea, junto con Facebook, la red preferida para seguir a influencers y, por lo tanto, la plataforma más interesante para profesionales de la publicidad y el marketing que buscan promocionar sus marcas entre los adultos jóvenes. De hecho, comparte también con Facebook el mayor número de inversión publicitaria en redes sociales, por lo que ganar dinero con Instagram es una opción muy factible para los perfiles que reúnen un buen número de followers

Lo primero que debes controlar: tipos de publicaciones en Instagram

Instagram nació como la red social que dio protagonismo absoluto a la fotografía amateur, con el atractivo añadido de que las imágenes se podían subir directamente desde el dispositivo móvil si se tenía conexión a internet, lo que daba la posibilidad transmitir casi en directo lo que se estaba haciendo. Desde aquellas primeras publicaciones hasta hoy han pasado diez años y esta plataforma ha evolucionado enormemente con la introducción de diferentes formatos, nuevos filtros y multitud de herramientas, en especial en las stories, como la localización, las encuestas, música para acompañar las imágenes o preguntas para lo seguidores.  

A pesar de esa evolución, la base de Instagram siguen siendo las publicaciones permanentes en el muro del perfil. Se trata de fotografías o vídeos que estarán siempre en tu feed, salvo que decidas borrarlos. Podrás acompañarlos de una descripción y de etiquetas para conseguir una mayor difusión, y si a los demás usuarios les resultan interesantes las premiarán con un like. Cuidar estos posts es fundamental si quieres monetizar Instagram, pues son la cara más visible de tu cuenta, lo primero que se verá al entrar en tu perfil. 

En las publicaciones permanentes de tu feed, además de vídeos y fotos, también se pueden subir galerías de imágenes, lo que da muchas más opciones para contar historias y enseñar el estilo de vida que hace de tu Instagram diferente y atractivo a otros usuarios. 

Perfil de Instagram @laschicasdelcable

No obstante, pese a que la base de Instagram sigue siendo el contenido del feed, las stories se han convertido en el motor de la red social en los últimos años. Ya que por su dinamismo y carácter efímero (desaparecen a las 24 horas) se adaptan perfectamente a la idiosincrasia de internet y a la personalidad de las generaciones más jóvenes, que se cansan rápido de los contenidos y buscan siempre la novedad. 

Asimismo, este formato da una mayor sensación de cercanía a los seguidores, puesto que es más efectivo para contar tu día a día y los followers pueden reaccionar a las historias mediante un mensaje privado, de forma que se establece una comunicación directa entre seguidor e influencer. 

Además, este tipo de publicaciones permite un sinfín de opciones para mejorar la interacción con los seguidores, desde filtros divertidos que inviten a contestar hasta encuestas, preguntas a la audiencia y distintas llamadas a la acción. La importancia que las historias tienen para Instagram se puede comprobar fácilmente si revisamos las estadísticas que comparte la propia compañía: más de 500 millones de cuentas usan las stories a diario. 

Por todo esto, las historias se han convertido en la principal publicación de esta plataforma, cada vez tienen más peso en las campañas de promoción de las marcas y su potenciación en tu perfil es fundamental si quieres ganar dinero con Instagram. 

Otro formato interesante, y que ha experimentado un gran auge durante 2020, ha sido el de los directos de Instagram. Una forma aún más cercana de mostrar lo que estás haciendo en ese mismo instante, que te ayudará a conectar más con tus seguidores, a los que puedes ir contestando mensajes en directo.

Por último, para aquellos a los que la duración del vídeo en el feed (60 segundos) y en las stories (15 segundos) se quede corta, Instagram lanzó en 2018 IGTV, una aplicación asociada a la red social a través de la que se pueden subir vídeos de hasta 60 minutos a tu perfil. Como particularidad, estos deben ser en vertical y sólo podrán llegar a la hora de duración si la cuenta es popular y está verificada. Para usuarios más pequeños o sin verificar tiene una limitación de 10 minutos. 

Cómo tener un buen perfil para ganar dinero con Instagram

Ahora que conocemos un poco mejor esta red social, debemos pensar en una estrategia si queremos empezar a ganar dinero con Instagram. Por una sencilla razón: un perfil sólido y bien trabajado es la única forma de alcanzar el éxito. 

Lo primero que debes hacer es definir la temática de tu cuenta. El objetivo es hacer que tu Instagram se especialice en algo y atraiga tanto a usuarios interesados en esa materia como a empresas del sector. Piensa en tus gustos (siempre será mejor que hables de lo que te apasiona) y elige lo que más vaya con tu estilo y preferencias, las opciones son múltiples: moda, maquillaje, viajes, gastronomía, videojuegos, deporte, estilo de vida, etc.

Una vez definida la temática, es importante que te centres en crear un contenido de calidad. La imagen es la reina de Instagram, por lo que debes procurar que tus fotografías y vídeos estén bien iluminados, encuadrados y enfocados, y deben aportar valor a los usuarios. 

Asimismo, pese a que se trate de una red eminentemente visual, no hay que olvidar que se pueden escribir hasta 2.200 caracteres en el pie de las publicaciones. Los posts que cuentan una historia o van acompañados de una frase inspiradora y original (siempre en consonancia con el contenido, nada de citas aleatorias) suelen conseguir más likes que los que tienen una simple descripción. También es recomendable usar hashtags en estos espacios para lograr un mayor alcance, pero siempre que estén relacionados con el contenido del post y sin abusar: una imagen con muchas etiquetas pierde atractivo y luce poco profesional, pues da la sensación de que se quiere atraer más tráfico a toda costa. 

Las stories, por el contrario, no demandan tanta calidad estética (aunque hay que tratar de cuidarla siempre) porque son un contenido más ligado a la actualidad, al momento, por lo que prima lo que se ve a cómo se ve. Sin embargo, en este tipo de publicaciones hay que cuidar otro tipo de aspectos. Como ya hemo visto, las historias son muy populares y disponen de un sinfín de herramientas para acercarte a tus seguidores, por lo que debes aprovecharlas: sube encuestas, haz preguntas, acompáñalas con música, usa filtros divertidos, etc. Todo ello hará que tus followers te perciban como alguien cercano en quien confiar, un aspecto clave a la hora de monetizar Instagram. 

De esta manera, tu perfil de Instagram tendrá dos caras de la misma moneda: una visualmente atractiva e interesante en el feed y otra divertida y cercana en las stories, ambas bajo la temática general de la cuenta.

Número y mejores horarios para las publicaciones

En cuanto al número de publicaciones, varía mucho en función del tipo de temática de la cuenta, pero en general se debe procurar subir contenido al feed cada pocos días y al menos una story diaria. La frecuencia puede ser mayor, pero es aconsejable no abusar, pues demasiados posts o historias pueden saturar a los seguidores y hacer que pierdan el interés. 

En cuanto a los mejores momentos para publicar, durante la semana los posts tienen mayor repercusión, en especial de lunes a jueves. Los fines de semana también hay audiencia, pero el tráfico general en la aplicación es menor. 

Durante la semana la mejor franja horaria para publicar es de 18 a 20 horas, momento en el que muchas personas terminan de trabajar, están de vuelta a casa y aprovechan Instagram para distraerse en el transporte público. Durante el fin de semana, en cambio, los usuarios suelen navegar más en la red social por la mañana, por lo que el mejor horario para compartir contenido es de 10 a 12 horas. 

En cuanto a los formatos, parece comprobado que las imágenes verticales consiguen alcanzar mayor engagement que las cuadradas u horizontales. Si lo piensas, tiene bastante sentido, ya que las fotos verticales ocupan más espacio en la pantalla y consiguen por tanto acaparar más atención.

¿A quién debo seguir?

Una estrategia que siguen muchas cuentas de Instagram para ganar followers es seguir a un gran número aleatorio de perfiles, con la esperanza de que les sigan de vuelta. Esta fórmula, que puede ser efectiva a corto plazo, resulta poco recomendable porque no se consiguen seguidores de calidad y con el tiempo se pierden. 

En lugar seguir cuentas de forma indiscriminada, es mucho mejor buscar perfiles con temáticas parecidas a la tuya e investigar entre sus seguidores para encontrar a personas que puedan estar interesadas en tus publicaciones. De esta forma no conseguirás 20 seguidores aleatorios de una tacada, pero quizás consigas 3 fieles que interactúen de forma activa con tus posts, que es lo que de verdad buscan las marcas, y así estarás más cerca de conseguir el objetivo de ganar dinero con Instagram. 

No lo olvides: en Instagram, interactuar con tu audiencia es tanto o más importante si cabe que tus contenidos.

Influencers: ¿a partir de cuántos seguidores te pagan en Instagram?

Hasta hace poco las cuentas que ganaban dinero en Instagram eran las que contaban con varias decenas de miles de seguidores, y sólo los grandes influencers podían vivir de su actividad en la red social. Sin embargo, durante 2019 se fue consolidando una tendencia en el marketing de influencia que abre nuevas posibilidades para que los perfiles más modestos puedan monetizar Instagram: las campañas con nano o micro influencers. 

Muchas marcas están empezando a apostar por pequeñas cuentas especializadas con un público reducido pero fiel, mucho más propenso a seguir la recomendación de la persona que les ha aportado contenido de valor y en quien confían, en lugar de grandes influencers con un público muy variado con el que las conversiones serán mucho más difíciles. 

Así, algunas empresas ya prefieren hacer campañas con varios nano influencers en lugar de con un gran influencer.  Es el caso de la compañía australiana de comida saludable YouFoodz, que durante 2019 contrató los servicios de 81 cuentas relacionadas con la alimentación equilibrada para dar a conocer su nuevo menú de invierno. Estos perfiles compartieron 167 publicaciones en el feed y 162 stories, con las que consiguieron casi 70.000 interacciones directas con la marca, más de medio millón de impresiones en el contenido y un alcance total de cerca de un millón y medio de usuarios. En definitiva, todo un éxito. 

Otra empresa que apostó por los micro influencers en 2019 fue Lenovo. El fabricante tecnológico chino también contrató a varios perfiles pequeños relacionados con dispositivos electrónicos para promocionar nuevos productos y consiguió impactar en más de 400.000 usuarios sólo en Instagram gracias a ellos. 

Tipos de influencers por número de seguidores

De esta forma, observamos que el concepto clásico de influencer, el de cuentas con cientos de miles de seguidores, está cambiando y la realidad a día de hoy es que existen una gran variedad de influencers, desde pequeños hasta enormes, y cada uno de ellos puede resultar atractivo para las marcas en función de la campaña que quieran ejecutar. 

Esta es la lista de los tipos de influencers según su número de seguidores: 

  • Nano-influencer: entre 1.000 y 5.000 de followers
  • Micro-influencer: entre 5.000 y 20.000 de followers.
  • Mediano: entre 20.000 y 100.000 de followers.
  • Top influencer: entre 100.000 y 1 millón de followers.
  • Celebrities: más de 1 millones de followers.

Tipos de colaboraciones con las marcas

  • Prueba de productos o servicios: la marca envía al influencer el producto o servicio (como un viaje) para que lo pruebe y comparta su análisis con sus seguidores. En función del acuerdo, la empresa puede pagar una cantidad de dinero o simplemente regalar el objeto de la prueba.
  • Post patrocinado: en este caso la marca paga al influencer por compartir una publicación usando y hablando del producto o servicio. 
  • Códigos de descuento: la marca crea un código de descuento especial para el influencer, para que sus seguidores se beneficien de una oferta. Por cada compra que se realice con ese código, la empresa le pagará un porcentaje. 
  • Embajador de la marca: se trata de una colaboración a largo plazo, en la que el influencer se convierte en la imagen de la empresa, hace publicaciones recurrentes acerca de ella e incluso acude a sus eventos. 

¿Cuál es la mejor forma de ganar dinero con Instagram?

Como hemos estado viendo hasta ahora, la forma más sencilla de monetizar Instagram es a través de promociones con marcas, pero no es la única. Hay muchos influencers que han decidido sacar sus propios productos y venderlos a través de su perfil aprovechando su gran número de seguidores. 

Otra forma de ganar dinero con Instagram es vender las imágenes de tu perfil. Para ello deberás tener nociones de fotografía profesional y un buen móvil para realizar capturas de calidad. Si tus instantáneas son impactantes o sobrecogedoramente bellas, puedes registrarte en diferentes bancos de imágenes, como Shutterstock o twenty20, y obtener ingresos con ellas. 

No obstante, la mejor forma de ganar dinero con Instagram es promocionar marcas. Hasta hace poco, eran las empresas las que se encargaban de buscar influencers que se ajustasen a los criterios de sus campañas y contactaban con ellos para colaborar. Ahora, sin embargo, plataformas como Twync simplifican todo ese proceso al actuar de intermediaria entre influencers y empresas, convirtiéndose en la forma más fácil y cómoda de monetizar Instagram

Twync, la forma más sencilla de ganar dinero con Instagram

Twync es una plataforma de dinamizadores de contenido en la que cualquier usuario con un buen número de seguidores puede ganar dinero en Instagram. Para ello, el propietario tendrá que registrarse (el proceso es sencillo, apenas se tarda un minuto) y vincular su Instagram al perfil de Twync. 

Una vez hecho esto, el equipo de Twync analiza la cuenta de Instagram, valora si es apta para la plataforma y, en caso afirmativo, aprueba su alta. Una vez hecho esto, el usuario comenzará a recibir campañas de las marcas interesadas en su perfil, y si el propietario las acepta sólo tendrá que subir el contenido acordado y enviar el enlace de la publicación a Twync. 

Además, Twync no sólo facilita el contacto entre influencers y marcas, también ayuda a los primeros a tener mejores perfiles para que puedan crecer y conseguir un mayor número de campañas con las que conseguir más ingresos con Instagram. 

Hasta aquí nuestro artículo dedicado a la monetización de Instagram. Antes de irte, quizás quieras echarle también un vistazo a nuestro artículo sobre «Cómo ganar dinero con Twitter«. ¡Hasta pronto!